La fórmula del self-care. Parte 1: Self-care físico

By: Dannia Ortiz.

Tengo una vida saludable. Tomo dos litros de agua al día. Me alimento sanamente. Cumplo con absolutamente todas las metas al día, como una máquina. Si, como una máquina. Está bien, ¿no? Si es así, entonces ¿Por qué no puedo llegar a sentirme plena, como dicen sentirse esas chicas “productivas/fitness” de Instagram y Tiktok? 

¿Dónde está el secreto? ¿Qué estoy haciendo mal? 

El bienestar es un sentimiento que nos llena de tranquilidad y satisfacción, donde descubrimos el verdadero significado de la plenitud, pero la palabra plenitud es demasiado corta para lo que realmente significa. Sentirse pleno es poder encontrar ese tan anhelado estado máximo de paz, esa paz que fluye sin ningún esfuerzo tanto interna como externamente. 

No estamos obligados a sentirnos plenos 24/7, somos humanos y tenemos todo el derecho de permitirnos sentir emociones que no son las más satisfactorias, pero la clave es saber manejarlas y transformarlas en aprendizajes y motivaciones para llegar a convertirnos en nuestra mejor versión.

Es ahí cuando logramos  tener control sobre nuestras emociones, que podemos priorizar nuestra salud y no solo la salud física sino también la salud emocional y mental.  

Para priorizarlas simplemente hay que agradecerlas, porque creeme que eres muy privilegiada de tenerlas. Todos decimos: agradece tu vida, respirar, caminar. Y es cierto, hay que hacerlo así siga siendo cliché, dejame decirte que jamás perderá su moda.

Pero,  ¿Qué pasaría si respiramos, caminamos y vivimos con felicidad y con serenidad? 

El sentido de nuestra vida y la manera de verla cambian completamente, es ahí donde la magia ocurre, desde ese instante, cuando pones en marcha el self-care y su grandiosa formula: física + mental + emocional, que sale a brillar una nueva , única y maravillosa versión de ti.

La práctica de cuidar de ti misma a diario debe estar definitivamente en tu checklist los 365 días del año. Es cierto que con todas las obligaciones y tareas que debemos cumplir y preocupaciones y momentos difíciles, esta prioridad puede llegar a perderse en el camino, pero te doy una buena noticia: TU tienes el control, tienes el poder de decidir cómo vas a organizar tu día, tu mes y toda tu vida. Tu eres tu casa, dueña de tu mente, tu cuerpo, tu corazón y, por supuesto, tus decisiones. Y algo aún mejor: NO ESTÁS SOLA, somos una gran comunidad, somos apoyo y motivación.

Así que después de leer este blog, levantate y con la mejor actitud, empieza a pensar cómo desde ahora en adelante dedicarás tiempo para escuchar tu cuerpo, tu mente y tus emociones.

¿Por dónde puedes empezar?

Vamos a empezar por tu cuerpo, por el tan importante self-care físico.

Activate: no tienes que durar una hora haciendo ejercicio, o ser una experta en el fitness y las sentadillas. Simplemente en cada acción diaria busca siempre tener tu cuerpo en constante movimiento. Subir las escaleras en vez del ascensor o aun mejor, dedícate  15 – 20 minutos para salir a caminar. O quizá pon tu canción favorita a ese volumen donde te es imposible no bailar, haz un paseo adicional con tu perrito. Sencillamente encuentra eso que disfrutas y que te hace mover el esqueleto.

Con el tiempo vas a ver que querrás aumentar ese tiempo de activación, se transformara en un momento vital para tu dia y rendimiento, y una vez encuentres lo que más disfrutas (bailar, caminar, yoga, crossfit) practícalo a diario y recuerda cada dia el grandioso regalo que te estás ofreciendo. La actividad física es vital no solo para nuestro bienestar corporal, sino también para ayudarnos a desahogarnos y a liberar el estrés. Tu salud te lo agradecerá.

Cuídate: toma una baño, exfolia tu piel, haz tu rutina skin-care, masajea tu rostro, tu cuerpo, aprecia lo perfecta que es tu piel y aquellas imperfecciones completamente humanas y normales también. La piel es el órgano más grande, que envuelve nuestro organismo y lo aísla del medio exterior ejerciendo así una barrera protectora. Así que cuídala, amala y protégela. Tu piel lucirá y se sentirá sana y bella.

Aliméntate bien: Si aquí viene el “comer saludable” que vemos por todos lados. ¿Sabes por qué? Porque comer saludable es cuidarnos, es la manera de agradecerle a cada uno de nuestros órganos  el estar cumpliendo su función, es la manera de darles una mejor vida ayudando a nuestro metabolismo y al mismo tiempo darles una mayor longevidad. El secreto no es concentrarse en dietas. La palabra dieta hoy lastimosamente tiene una perspectiva de frustración y restricciones. Así que no debes llevar una dieta para ser saludable, piensalo así: debes llevar un estilo de vida sostenible y equilibrado. 

  • Come con atención: simplemente concéntrate en el acto de comer, muchas veces comemos con el celular en mano o con rapidez. NO!! Disfruta, siente mientras masticas y aprecia lo que estás comiendo. La saciedad juega un papel importante aquí.
  • Reduce los alimentos procesados, tienen poco aporte nutricional y recuerda que nuestro cuerpo necesita de ellos para su buen funcionamiento energético, físico, emocional y mental. Así que ponte el delantal, y prepara tus recetas favoritas con alimentos saludables, alimentos reales. ¿Cuáles son? aquellos que nos da la naturaleza, sus árboles y tierras (frutas, vegetales, frutos secos ).

Wait… Sé que estás pensando en ese chocolatito que compartimos con el café o lo tomamos como postre, no te preocupes, todo es balance. Aquellos alimentos que no son tan buenos para nuestro organismo no debemos suprimirlos de un momento a otro. Todo es un proceso, reducelos, y poco a poco cambialos por opciones saludables. Nosotras amamos el chocolate, de hecho ahorita mismo escribiendo esto se me hace agua la boca, pero no por un Kinder Bueno, sino por un chocolate de cacao 70-80%, que ahora es nuestro favorito. Es cuestión de enseñarle a nuestro paladar y nuestro cuerpo otras opciones, adaptarlas y habituarlas. ¿Y qué me dices de esas barras de cereal after work-out? No te preocupes pronto les enseñaremos a hacer todas esas cositas de una forma saludable con recetas que no solo te llenarán el corazón sino que también reforzarán tu sistema nervioso e inmunológico.

Mantente hidratada: toma 2 Litros de agua al día , este tip es esencial para toda nuestra rutina de self care. Es tan importante que complementa cada uno de los componentes de nuestra fórmula self care: físico + mental + emocional. Todas las células de tu cuerpo necesitan estar hidratadas. Si queremos mantener un patrón de alimentación saludable, el agua debe ser nuestra bebida principal.

Y por último y no menos importante, duerme bien, descansa, escucha a tu cuerpo, aprende a darle las pausas que necesite. El descanso es necesario. Las noches de sueño realmente reparadoras (mínimo 7h) no solo nos permiten recargar nuestra energía para el día siguiente, sino que también ayudan a controlar el estrés, mantener un estado de ánimo equilibrado lo cual es fundamental para la mente. Además es sabroso!!!

Recuerda: cuanto mejor estés contigo misma, más podrás ofrecer a los demás y al mundo, asume esta responsabilidad de tu bienestar físico, te prometo que lo vas a disfrutar y sin darte cuenta completarás la fórmula self-care llegando a un bienestar físico mental y emocional completo.

Abrázate y ámate mucho.

Con amor,
Ourseelf